“Genéticamente, soy monárquico” Entrevista a Esteban Mercer

No sé qué pasa con la juventud y con las nuevas generaciones. Desgraciadamente ya quedan pocos como él. Yo lo llamo una especie en extinción. Un hombre atento, educado, amable y apasionado. En de nitiva, un auténtico gentleman.

Me gusta observar a las personas cuando se acercan a mí. Cómo caminan, sus gestos y su mirada… Como dicen, la primera impresión es la que cuenta y Esteban Mercer lo borda. es un hombre elegante no sólo por su forma de vestir, sino también por su manera de caminar y sus gestos. Y aunque no lo parezca, es tímido y reservado, con mirada tierna y esquiva. Simpático y cercano, a penas consigo que su mirada se cruce con la mía. Es curioso, pero esto mismo me pasó con Rafa Nadal, otra gran “especie en extinción”.

Esteban Mercer estudió diseño de moda en Barcelona, consiguiendo grandes éxitos en este ámbito hasta que por casualidad llegó al periodismo, descubriendo así su verdadera profesión. Valiéndose de su experiencia como diseñador, se abrió camino en el mundo de la comunicación social y cultural. Ahora hace un periodismo en el que cuenta la parte más divertida de la vida, per– mitiéndonos entrar en lugares a los que muy pocos tienen acceso.

Su primera aparición televisiva fue en el programa Temporada Alta, en IB3, gracias a la oportunidad que le concedió Paula Serra. De ella y de su equipo aprendió muchísimo y siempre le estará muy agradecido.

“Hay mucha gente que vive en la negatividad y no se alegra de los éxitos del vecino”

Más adelante presentó el programa La Flor y Nata, tam- bién en el canal autonómico ib3. un programa que contaba con la participación de artistas, empresarios, relaciones públicas y famosos. Según Esteban Mercer, su programa se emitía cuando era una televisión en la que todavía se podía trabajar a gusto. “Echo de menos una televisión pública de calidad. La televisión, desgraciadamente, se mueve mucho por las amistades”.

Recopilamos parte del contenido de este trabajo. Puede disponer de la versión íntegra del mismo en la edición Nº 30 de la revista. Para su mayor comodidad suscríbase en cualquiera de sus modalidades: formato gráfico o digital, y la recibirá periódicamente en su domicilio o dispositivos electrónicos.