FRANCISCO MARTORELL ESTEBAN “Un reto, una ilusión, sería que todos los empresarios fuéramos unidos”

Francisco Martorell Esteban (Mancor de la Vall, 1951), es un ejemplo de tesón y empresario, además de padre, abuelo y amigo de sus amigos. Entrevistar al actual presidente de la Asociación de Industriales de Mallorca es como buscar información en una hemeroteca de todo lo que tiene que ver con el mundo de los polígonos empresariales.


La Asociación de Industriales de Mallorca es una entidad con alto compromiso social desde su nacimiento y son ya 54 años de historia. Si pudiera cambiar algo del pasado, ¿qué sería? ¿O lo dejaría todo igual?

Lo dejaría todo igual porque los que iniciaron lo que hoy sigue siendo ASIMA tuvieron una visión de futuro muy amplia e incluso con la cesión de una serie de patrimonio, que hemos optimizado. En aquel entonces se hizo un esfuerzo para crear una infraestructura al servicio de las empresas y se aportó el solar más 500.000 pesetas al Ayuntamiento de Palma para la construcción del que durante años fue el Parque de Bomberos de Palma, con el objetivo de tener a los bomberos cerca, porque eso favorecía el que las pólizas de seguros fueran mucho más económicas. También el que hoy es el Polideportivo Príncipe de España se construyó para que los trabajadores pudieran hacer deporte. Siempre mirando por las empresas.


Y la Fundación ASIMA es toda una referencia.
Hace ocho años pusimos en marcha la Fundación ASIMA para construir una sociedad más participativa y solidaria y contribuir en el desarrollo social de nuestras empresas. La Escoleta ASIMA es un claro ejemplo de los temas sociales que defendemos, todo un referente a nivel nacional, donde la conciliación familiar y laboral son la prioridad. Para mí es un logro y es nuestra “joya de la corona” porque estamos haciendo una gran labor, y la satisfacción que tenemos es que los padres están encantados, que cuando sus hijos se gradúan con tres años ven que se han educado con unos valores y con un programa educativo que tiene su propio su sello.

Por otro lado, tenemos unos huertos sociales urbanos que hemos preparado para ofrecer a nuestros asociados y entidades sociales que lo soliciten, disponer gratuitamente de una parcela dotada de agua y electricidad para que cultiven sus verduras y hortalizas. Con este proyecto deseamos fomentar la práctica de la agricultura ecológica basada en criterios de sostenibilidad y contribuir a la mejora del paisaje urbano industrial, así como implicar a entidades sociales y favorecer las relaciones entre trabajadores y empresarios de los polígonos de Son Castelló y Can Valero. A fecha de hoy, entidades como Cruz Roja Baleares, Fundación Balcat, Govern balear, y empleados de Isleña de Motores, Tiberi Catering y Mutua Balear, entre otros, ya utilizan y recogen lo que cultivan en sus parcelas correspondientes.

En temas sociales, también colaboramos con la Asociación Jovent, otorgando unas becas para que puedan ir los jóvenes de Sa Indioteria a campamentos juveniles. También colaboramos con Projecte Home, con la Fundacio Banc de Sang i Teixits de les Illes Balears y desde hace, años en Navidad, hacemos una campaña de recogida de alimentos. Tenemos empresarios que son grandes distribuidores de productos de alimentación y son muy generosos a la hora de hacer donaciones; recogemos toneladas de alimentos y lo repartimos entre cinco o seis ONGS.


Y mirando al futuro, ¿dónde ve a ASIMA a corto y medio plazo?
Uno de los objetivos es seguir en la línea que nos hemos propuesto, en la que vemos que la sociedad está satisfecha con lo que damos. Tenemos una relación muy sólida con todos los estamentos porque nuestro espíritu siempre es ir con la mano tendida a colaborar y ayudar en lo que podamos. ¿Y qué queremos hacer? Pues seguir en esa línea y, sobre todo, lo que me gustaría recalcar es poner en valor la figura del empresario, que a veces se cuestiona. Si decimos que somos una asociación multisectorial que velamos por los más de veinte mil empleados que trabajan en los polígonos Son Castelló y Can Valero, es porque hay empresas que tienen un volumen de empleados muy importante. Estos dos polígonos son una superficie comercial de la que queremos que los organismos oficiales, lo que le corresponda al ayuntamiento y al Consell en temas de acceso y carreteras, nos cuiden y nos mimen, porque nosotros somos un pulmón económico muy importante.


¿Son los polígonos los grandes impulsores del PIB Balear?
Sin duda, y me gusta decir con orgullo y satisfacción que los dos polígonos que representamos, Son Castelló y Can Valero, acogen más de 1.500 empresas, y lo más importante, que generamos más del 20 por ciento del producto interior bruto de las Islas Baleares. Esto es una realidad, así lo indican los estudios y las estadísticas.

Recopilamos parte del contenido de este trabajo. Puede disponer de la versión íntegra del mismo en la edición Nº 32 de la revista. Para su mayor comodidad suscríbase en cualquiera de sus modalidades: formato gráfico o digital, y la recibirá periódicamente en su domicilio o dispositivos electrónicos.


revistaenki

ENKI es una revista producida y editada por "ENKI EDICIONES S.L.", y dirigida por el psicólogo clínico y psicoanalista José García Peñalver.